Sin instrucciones


Cuando empezamos a andar

nadie nos avisó

de la curvas

ni de las cuestas

eternas

ni de los otros

que empujan.

Cuando empezamos a vivir

nadie nos avisó

de esto

ni de aquello,

sin embargo

aquí estamos

aprendiendo a girar

sin volante

sin embargo…

a trepar

sin amigos

sin embargo …

amantes

a esquivar

sin embargo…

Y tenemos suerte

¿suerte?

de que seguimos vivos

sin embargo …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s