Un paréntesis

Paro durante un tiempo. Terminado el libro y agotada la primera edición tengo que cargar las pilas. Hay que volver a llenar los depósitos, encontrar de nuevo el centro desde donde se construye la poesía, para poder empezar de nuevo. Estoy vacío y no quiero que ese vacío se convierta en palabras huecas que se arrojen como si tal cosa o que se disfrace pretencioso de cualquier sentimiento, de alguna ocurrencia innecesaria. Paro durante un tiempo para coger aliento, así que no os mandaré más poesías, ni os pediré ayuda, ni buscaré arañaros la piel con mis palabras.

Me voy al refugio de las canciones que me gustan, los sonidos que me acunan para no perderme entre tanto ruido. Me voy a soñar con el futuro, a empezar a construirlo para que me sea amable, me ayude. Me voy a recoger las piedras de colores que alguien deja para mi en la playa a donde nunca voy, a intentar poner los pies firmemente en el suelo, como si fuera una mujer, me voy tan cerca como pueda de mi propia piel para buscaros, me voy con la sensación del trabajo bien hecho, con el regalo de un libro que me satisface y que me ha enseñado que el éxito es un destello personal, pequeño, efímero. Me voy a llenar de lágrimas las horas para poderos devolver una mirada oscura sobre un fondo blanco. Ya sabéis, soy así y se me nota

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s