Un silencio de siete días y siete noches

Recuerdo que tengo que meter la prisa en la maleta

acomodar los hombros al salir entre las espinas

colocar firmemente cada cosa junto a la otra

componer un bulto adecuado para el viaje

el interín, repasar las cosas pendientes

despedirme

cerrar el gas.

Recuerdo que tengo que procurarme una mirada

acomodar las manos para las horas perdidas

colocar cada letra junto a la otra

componer un verso adecuado al momento

cerrar la puerta de siete llaves

despedirme.

Recuerdo que tengo que dispersar los miedos

acomodar el silencio en la garganta

colocar cada suspiro inmediatamente después del lamento

componer una estampa de viajero entregado

cerrar la espita de la rabia

esperar y despedirme en el momento adecuado

dar un beso

mirar

girar la cabeza.

Recuerdo que tengo que recargar la mirada

para ver

y despedirme

las manos juntas

en silencio

como estaré luego, tantos días.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s