Huida nocturna, regreso al pasado

No se puede decir que las cosas sean como uno quiere o como debieran ser, las cosas son, de esa manera que tiene la vida de ser, porque si, sinsentido. Al menos nos podemos refugiar en la sensación de que nos pertenece el control, estamos a los mandos, salvo la lucidez, si viene nos arruina.

 

Me encaramo a la muerte con mis propias manos, de forma voluntaria.(in memoriam)

Por las noches cabalgo sobre una piel morena

ojos oscuros.

Trote lento agarrado a sus crines.

Por las noches cabalgo sobre el recuerdo

asido a unos pezones oscuros

redondos, inolvidables.

Cabalgo hacia el ocaso para que el sol no me despierte

lento trote íntimo solitario

como una huida oscura y cobarde.

 

Recitado

Anuncios

Un comentario sobre “Huida nocturna, regreso al pasado

  1. A propósito de la lentitud a la hora de hacer las cosas: “Se acabó el arte de la lentitud que practicábamos durante la infancia, sin tener ni idea de que aquello era un arte: cada día parecía toda una vida. Ahora los días pasan al vuelo y la velocidad está de moda. La velocidad como una forma de olvido”.
    Gaspar Hernández, psicólogo.EL PAÍS SEMANAL

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s