Enemigos

Dedico el tiempo a espantar el silencio.

Meticuloso,

en cada instante una palabra, un espantajo

que me defienda.

La tarde me atosiga con su premura de oscuridad

como una promesa oscura

un beso desagradable.

La tarde retuerce el tiempo lentamente

lo asfixia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s