En medio de una tormenta

Como en medio de una tormenta

las manos sobre la cabeza, las piernas abiertas, los pies firmes.

Hay que parar el ruido que nos  ahoga

decir no, no, no

cien mil veces no, antes de que sea tarde

y la tormenta nos arranque los brazos

nos doble las piernas

nos arranque los pies de la tierra.

¿Cómo será la playa tranquila de olas rítmicas?

Hay que apagar la enorme luz, el flash que nos ciega

decir no, no, no

cien mil veces no, antes de quedarnos ciegos

y perder perspectiva, sombras, el espacio mismo

la única ventana por la que mirábamos las tardes frescas.

Hay que acabar con el ruido ensordecedor que aturde

y decir no, no,  no

cien mil veces no, antes de no entender nada

porque todo sea un enorme ruido blanco

y no podamos escuchar claramente las voces, las palabras, los versos.

Como en medio de una tormenta

¡tan solos!


Mis libros en Amazon

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s