Claro que podemos

podemosTengo por costumbre manifestar mis opciones políticas con franqueza y si es posible explicar los motivos de tenerlas. Esta semana he votado para que las propuestas de Claro que podemos sean las que triunfen en la asamblea de Podemos.

A pesar del enorme esfuerzo de muchos por presentar documentos más o menos elaborados, solo dos grupos: el que representa a los promotores primigenios de Podemos, capitaneados por Pablo Iglesias y el que representa a Izquierda Anticapitalista, en este caso agazapados tras Echenique, han llegado al debate con alguna posibilidad de triunfar. Las razones básicamente son mediáticas y aunque no es el momento de analizarlas, si que merecen alguna reflexión en algún momento.

¿Por qué he votado Claro que podemos?

Entre las razones directas, las que provienen de la lectura de los documentos, la más importante es que me resulta inverosímil, increíble y desde luego absolutamente rechazable por antidemocrático, que alguien pueda elegir a sus representantes/dirigentes/coordinadores por medio de un sorteo. ¡Hasta ahí podíamos llegar! Podían haber propuesto que entre los elegidos se rotase, que entre los elegidos se sortease, pero no, con dos cojones nos piden que demos el 20% de los puestos de dirección a quién le toque la bolita. NO, No y No bemol. Ni estaré ni votaré ni participaré en un partido que no me permite votar a sus dirigentes y que mi voto valga igual que el de cualquiera.

Los círculos y el cáncer. Ya sé que el tema de los círculos se ha potenciado mucho en Podemos, a mi los círculos, las casas del pueblo, las agrupaciones o como se quiera llamar a la olla podrida de la militancia, me parecen un foco de infección donde los profesionales de la vieja guardia se mueven como pez en el agua, asistiendo a todas las reuniones, haciéndose con las finanzas, representando voluntades, compadreando, y dedicándose con más empeño que atino a lo que se dedican los partidos de la casta, que es a perpetuarse en el partido. Ya lo he vivido, ya he sido militante de reunión cada miércoles (aunque haya partido de la champions, que el fútbol es de derechas y si te gusta eres poco de fiar) y no pienso dejar con mi voto que se repita el esquema, quiero un partido donde todos, todos, todos, podamos votar y decidir y los que quieran reunirse los miércoles que lo hagan y que trabajen en lo que más les motive o les guste, pero la decisión es de todos los que queramos decidir.

Levantar el velo. Detrás de la propuesta de Echenique quién realmente se mueve es Izquierda Anticapitalista cuyo mejor mérito antes de ampararse en Pablo Iglesias, Monedero y Errejón es conseguir menos de 30.000 votos en toda España. Yo soy capaz de apoyar a un partido que recoja todo el naufragio de la izquierda, incluso a Anguita si lo desea, aunque fuera quién abrió la brecha en el propio barco, pero de eso, a dejarles que me vuelvan a intentar dirigir nada, va un techo largo que no pienso recorrer; quiero ganar, quiero que mi partido gobierne y lo intente, que cambie el país, no quiero ser una minoría selecta, pura e inútil una vez más. Quiero que esta vez si me equivoco sea cambiando el país, no mirando como lo arruinan.

La revocación de los cargos es una garantía perfecta para evitar los abusos en una estructura ágil y potente.

La mirada exterior. Cuando se deciden cosas en los partidos políticos, quienes las deciden deberían mirar hacia fuera en vez de hacia dentro. Yo lo hago y veo quién está defendiendo las propuestas de unos y de otros. Miro sobre todo a quienes quiero derrotar y veo que ponen énfasis en convencerme que lo que dice Iglesias es muy malo y lo de Echenique muy bueno, lo leo en sus periódicos de derechas como el País, lo oigo de sus voceros mediáticos como Inda y estas señales me alertan de que no me conviene hacerles caso.

Finalmente el sentido común, la practicidad, el olfato ganador. En estos meses quienes me proponen “Claro que podemos” me han devuelto la ilusión, han puesto el país políticamente patas arriba y han conseguido que gran parte de los españoles hoy consideren que votar a Podemos es una alternativa real a la basura del 78. Les debo un voto de confianza y quiero ser inteligente soplando las velas de un barco que puede ganar en vez de cambiar ahora que vamos viento en popa. Más tarde haremos cuentas.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s