Podemos

Finalmente no he podido escribir como era mi intención durante esta campaña electoral. La vida me atropella mucho más de lo que yo quiero y, no sé si me dejo o no soy capaz de evitarlo. La cuestión es que no he podido ir analizando con detalle y compartiendo con todos los lectores de este blog, mis sensaciones políticas.

Da igual, ahí el resumen…

 

Los grandes partidos cada vez están en un corro más pequeño. Tal y como dije hace tiempo son como zombies, muertos que no saben que lo están y esta campaña ha sido el paradigma. Cañete en carteles con estilo de holograma recordatorio del difunto, que solo ha revivido para demostrar que su cerebro está aun más muerto que su aspecto formal lanzando machistadas a diestro y siniestro después de un debate que según dicen los que le oyeron, fue penoso, muy penoso.

En el otro lado del cuadrilátero un PSOE que ya ni se entera de lo que le pasa. Aquí el zombie padre ya ni pinta, Felipe Gonzalez haciendo de portavoz de los poderes económicos y anunciando lo que ya muchos vaticinábamos: La Gran Coalición, el último intento de la casta de perpetuarse.

IU ensimismada, siguiendo la zanahoria de un buen resultado y presentando como candidato a un funcionario de tomo y lomo. La casta II, los mismos repetidos, la misma historia, eso sí, muy apoyada por una legión de jóvenes entusiastas y que se agarran al único partido de la izquierda con una cierta estructura.

UPyD haciéndonos creer que la regeneración va a venir de una señora que lleva toda la vida en el machito, con estos, con otros, con quien haga falta y haciendo que Cantó se calle, no sea que haga la risión. Otra vez.

Y luego la pléyade, por delante EQUO que ya rascó bola en las generales en su acuerdo con Compromís y que seguramente meterá a un candidato (otra vez de Compromís), Ciudadanos que sabe que tiene un buen nicho de mercado entre los meapoquitos, el Partido X con un buen planteamiento y unos enormes errores de bulto en su creación y salida a la palestra.

Finalmente Podemos. Una estupenda puesta en escena de buenos teóricos de la política, apoyados en la estructura de un clásico de la izquierda a la izquierda y lanzados al estrellato gracias al empuje mediático de su líder Pablo Iglesias en su paso por algunas de las tertulias más seguidas de la izquierda.

Me quedo con Podemos, por cómo lo han hecho, dando bola a la gente, desde cero, sin trabas económicas de los bancos, con transparencia, con la sensación de que la bola crece y crece y puede que rompamos la baraja el domingo.

Solo un pero, Pablo Iglesias dice admirar a Anguita; puede que nunca haya militado en una organización que él dirija. Le habría expulsado.

 

Yo el domingo voto a PODEMOS

Anuncios

4 comentarios sobre “Podemos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s