Como quiera que pasan las cosas

Para qué quiero un amor equidistante

una amistad que se toma tiempo

que retrocede prudentemente

una amistad calculadora

si necesito un trueno

un brazo fuerte

un manantial que me ahogue.

¡Para qué necesito unas manos limpias!

si quiero barro en las entrañas

y unos ojos que me interroguen.

Luego la noche me dejará solo

y la distancia no me salvará

ni siquiera de mi

ni de mis sombras.

No necesito un amor equidistante

deseo una mano fuerte

un brazo donde escapar

un abrazo que me ahogue, que no me suelte

que no me deje perderme de nuevo en la tristeza

que me retenga, que me quiera

que me diga que me quiere, un abrazo eterno

un calor que se meta dentro

que me reviva, me traiga más acá de los muertos.

No me vale el silencio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s