Este 7 de diciembre de 2010, retiremos nuestro dinero de los bancos

Estimados Medios de Comunicación,

Por un pequeño espacio de tiempo, la Prensa Internacional reportó sobre   El llamado que lanzáramos en Facebook , donde invitábamos a todos aquellos que desearán seguirnos a retirar su dinero de sus cuentas bancarias el 7 de diciembre del  2010.

Desde la publicación de nuestro llamado, mucha gente alrededor del mundo se han movilizado para traducir el texto a sus idiomas natales para poder recrear dichos eventos en sus respectivos países  e invitando a todos sus conocidos a participar, para así promover nuestra iniciativa de todas las maneras posibles.

Nuestro llamado ha sido recibido con un éxito sin precedentes.  Estamos muy contentos por ello  y es gracia a la ayuda desinteresada de todos aquellos que como nosotros, desean disfrutar de un sistema bancario sano, equitativo, accesible y responsable.

Esperamos que durante las próximas semanas podamos convencer a buen número de personas en el mundo, para así finalmente poder ser escuchados por nuestros respectivos gobiernos.

Queremos dejar en claro, que no hablamos en nombre de ningún partido político o sindicato  y que de igual manera, no estamos afiliados a ningún círculo religioso.

Nuestra acción es una participación a nivel cívico.  La cual mantiene su distancia de cualquier forma de agresión o teorías de conspiración,  las cuales de igual manera  se podrían hacer en nombre de nuestro movimiento a través de comentarios en las áreas o foros de discusión, y eso es algo, que está más allá de nuestro control.

Sólo hablamos por nuestra cuenta y no por la de otras organizaciones. No buscamos hacer daño a nadie en particular. Y es así, que vamos contra un sistema corrupto, criminal y mortal al que hemos decidido oponernos dentro de nuestras medidas, de nuestra determinación y sobretodo dentro del respeto por la ley.

¿Por qué hemos puesto en marcha esta acción?

En primer lugar, hemos querido aumentar la conciencia pública sobre el funcionamiento del sistema monetario.

La gran mayoría de los titulares de cuentas bancarias, cuentas de ahorro o incluso de un plan de pensiones, no están conscientes de qué manera el dinero viene creado  o de qué es lo que los Bancos están haciendo con el dinero que se les da. No saben nada sobre el principio del dinero como deuda. No estan enterados de la realidad detrás de palabras como: “burbujas de activos” (asset bubbles), “letras del Tesoro”, “Hedge Funds” o “titulización de activos”.

Por lo tanto los medios de comunicación hacen poco para informar de manera objetiva, transparente y accesible a todos. Lo único que el público realmente entiende, es que los delitos financieros más importantes y la práctica ilegal de venta o compra de acciones en Bolsa con información privilegiada en su mayoría  permanecen impunes, a pesar de que son Ellos (el publico en gral) los primeros en pagar las consecuencias.

No sólo condenamos el número de preguntas formuladas por los ciudadanos sobre la situación económica  que siguen sin respuestas claras en sus columnas, pero también lamentamos la falta de celo en la denuncia de las medidas aquellas que han permitido que la situación económica mundial llegará al punto donde se encuentra hoy: una situación que ha comprado nuestros Jefes de Estado y de Gobierno de rodillas ante las agencias de calificación, temblando de miedo ante la idea de que nuestras monedas se están deteriorando.

Nuestros políticos no pueden satisfacer de igual manera los intereses de los mercados financieros y los de sus ciudadanos comunes. Por lo tanto, ha llegado el momento de recordarles que fueron elegidos para servir a todos.

Las huelgas y manifestaciones ya no son útiles porque hagamos lo que hagamos, no se nos escucha.

Y cualquier cosa que decidan hacer al respecto, pues no se nos consulta. Es por eso que  hemos decidido golpear el sistema en donde si le duela o interese de verdad: EL SISTEMA BANCARIO

¿Estamos conscientes de las consecuencias económicas que se derivarían del éxito de dicha acción?

Estamos muy conscientes de las consecuencias que la desregulación y descontrol del sistema financiero mundial tendrá sobre nuestro trabajo, nuestra salud, nuestra educación, nuestras pensiones, nuestra industria, nuestro ambiente, nuestro futuro, nuestra dignidad y sobretodo la dignidad de los ciudadanos de dichos países que el sistema tiene esclavizados a través de una deuda que nunca serán capaz de pagar ya que así, aquellos se apropiaran de sus mejores recursos. Este es el destino que le espera a la gente si nosotros, los occidentales no tomamos medidas por nuestras propias manos.

Estamos conscientes del papel que desempeña dicho sistema en la prosperidad de los imperios industriales cuyos intereses dependen de los conflictos armados, las enfermedades, la escasez de alimentos y la pobreza que prevalece en los países que les proporcionan mano de obra y recursos naturales a un bajo costo.

Estamos conscientes de que este sistema no tendrá nunca nada que ganar de un mundo pacifico y prospero, y que  continuar a confiar nuestro dinero que ha sido ganado ardua y honestamente a este sistema enfermo, nos hace a la vez cómplices de sus robos, de sus crímenes, de sus guerras y de la miseria que esas mismas generan.

¿Qué es lo que queremos?

Nosotros, los ciudadanos del siglo 21, los herederos de las generaciones que se han sacrificado para que podamos vivir libre y dignamente, exigimos la creación de un BANCO PARA CIUDADANOS,  que de verdad sirva a sus ciudadanos, un banco que ponga nuestro dinero fuera de la fiebre especulativa, libre de todo burbujas financieras destinadas a estallar algún día, libre de las operaciones que transforman nuestros préstamos y los activos y el uso de nuestra deuda para comprar otros activos.

Queremos bancos que presten sólo la riqueza que poseen.  Bancos que ayuden a las pequeñas y medianas empresas a trasladar o mudar puestos de trabajo, y que proporcionen préstamos bancarios a tasa cero (*).  Bancos que apoyen proyectos que beneficien al ciudadano común más que al “mercado”.  Bancos en donde se podamos depositar nuestro dinero, para luego gocemos de una conciencia tranquila.  Bancos, de lo que no tendremos  preocuparnos. Bancos cuyo éxito será la sentencia de muerte de los ‘mercaderes de la muerte’, las enfermedades y la esclavitud. Y es así que sobre las ruinas del viejo sistema, queremos construir un nuevo sistema bancario que ya no sacrificará más la dignidad humana en el altar de las ganancias.

Nosotros, la gente que finalmente se ha despertado ante la pobreza y la desesperación que afecta a los más vulnerables entre nosotros – los pensionados, desempleados o trabajadores más humildes – y  que ahora están amenazando lo poco que queda de la clase media y de los pequeños empresarios que han sido exprimidos como vacas lecheras, y es por ello que ahora pedimos la cancelación de la deuda pública generada por el sistema enfermo, que ya no soportamos. No queremos que nuestros impuestos, nuestros esfuerzos, nuestros recursos sigan alimentando este pozo sin fondo. Queremos recuperar el poder de acuñar moneda y liberarnos de las directivas que nos impone la Unión Europea, la cual se construyó contra el consentimiento de la mayoría de los consultados en referéndum, por no hablar de aquellos cuyo país de origen ni siquiera consultaron a sus ciudadanos.

(*) Algo que los bancos islámicos practican con éxito es el negarse a la usura y lo hacen por razones religiosas, Nosotros podemos hacer lo mismo por conciencia cívica.

Para concluir

Queremos llamar su atención sobre el hecho de que aunque logremos trasladar puestos de trabajo, tecnologías avanzadas y que las máquinas substituyan el trabajo humano en un número creciente de áreas . Estas Maquinas generalmente pueden producir en grandes cantidades, más rápido, más barato, y por estas razones, provocan miedo a quienes se preguntan cómo van a ganarse la vida el día de mañana. Esto es lamentable, ya que desde la invención de la rueda, la tecnología ha estado destinada a mejorar las condiciones de vida de la humanidad. Es por ello que si el progreso estuviese destinado a servir a los ciudadanos, en lugar de servir al mercado, se podría dar un salto espectacular en el desarrollo de la tecnología de hoy, la cual se encuentra paralizada por grupos de intereses particulares y que son los principales beneficiarios de este sistema.

Ya contamos con el conocimiento para librar a la humanidad de su dependencia del uso de combustibles fósiles y nucleares así mismo tenemos con que producir y distribuir agua potable por todo el planeta a bajo costo, al igual que cultivar frutas y hortalizas desde las tundras congeladas hasta el desierto mas seco. La pobreza sólo existe en nuestro planeta debido a la falta de voluntad política de los países industrializados, sujetos a las fuerzas del mercado. Contaminación y exagerado desperdicio de recursos son las triste realidad de este sistema obsoleto al que tenemos que ponerle un alto.

Nosotros, los herederos del caos, tenemos un mundo por reconstruir. Un mundo en donde el trabajo ya no sea visto como esclavitud, y la falta de trabajo como una tragedia, porque hemos sido capaces de reflexionar sobre cómo la humanidad del mañana podrá asegurar su supervivencia, su educación, bienestar y vejez.

Invitamos a todos aquellos que quieran seguir por este camino – incluyéndolos a ustedes, estimados periodistas – para que puedan superar su miedo a lo desconocido y para poner la primera piedra para la construcción del sistema que remplazará al actual y el cual con o sin nosotros, de todos modos se derrumbará cuando finalmente nos hayan arrebatado todo. Nosotros, preferimos no tener que esperar a que las cosas lleguen a ese punto, o peor aún, que para salvar la economía se tuviese que declarar otra guerra más.

Damos las gracias al futbolista Eric Cantona por haber compartido esta idea, la cual hemos seguido al pie de la letra. La suerte está echada. El tiempo dirá si teníamos la razón.

Sigue aquí

Anuncios

5 comentarios sobre “Este 7 de diciembre de 2010, retiremos nuestro dinero de los bancos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s