El orgullo nacional

No siempre es fácil para muchos españoles sentirse orgullosos de su nacionalidad. No lo es para mí. Solamente algunas veces las políticas de nuestros dirigentes consiguen que levantemos la cabeza ante el mundo. Por desgracia casi siempre es al revés y me muevo cabizbajo meditando el infortunio de un país maltratado por quienes lo dirigen y muchas veces lo esquilman.

Hoy me hubiera gustado que el gobierno de mi país, por una vez, por una única vez se pusiera del lado de los desprotegidos, de los que sufren la bota militar de un gobierno déspota. Hoy me hubiera sentido orgulloso de ser español si mi gobierno hubiese alzado la voz contra el gobierno marroquí, despreciando las miserias del dinero y eligiendo la honradez, el derecho, la ética. Hubiera deseado que se pusiera del lado de los saharauis, aunque fuera una vez, una sola vez. Pero mi gobierno es un gobierno que alimenta mi vergüenza y me obliga a caminar cabizbajo meditando mi condición.

Anuncios

Un comentario sobre “El orgullo nacional

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s