Tardes de cine

Tres días en Barcelona dan para mucho, incluso si se cuentan los viajes de ida y vuelta de la capital del reino a la del mediterráneo, eso sí, omitiendo la tediosa autopista de peaje y adentrándome por la enorme nacional 340 , que merece ya que alguien con más maña que yo lleve a la novela o al cine en forma de road movie al estilo de las que han inmortalizado la banal ruta 66. Tres días dan para mucho si no llueve a mares, si el cielo no decide desplomarse sobre mi cabeza en una especie de venganza de final de invierno.  Deben tener razón los que predican que los problemas son ocasiones para mejorar, o es una pura casualidad, pero no teniendo manera de pasear, mi compañera de viaje y yo decidimos ir las dos tardes en las que anduvimos por Cataluña, al cine.

Como la pareja era extraña, la primera tarde, frente a la cartelera, tuvimos algunos problemas. Por suerte ella ya había sufrido Iron Man 2 lo que evitó un choque de trenes ideológico, cultural y de edad, irreparable. Al final, dos compañeros que se respetan, dos amigos buscan los puntos en común y en este caso, el mínimo común divisor nos dio como resultado Alicia en el país de las Maravillas de Tim Burton. A mi modo de sentir, la película está algo carente de ritmo al principio y poco a poco acelera el paso, mejorando sensiblemente con la actuación de Jonny Depp, hasta llegar a la gran batalla entre las reinas donde la película alcanza la plenitud, con una Mia Wasikovksa realmente bella que recuerda a Juana de Arco en varias de las escenas. El final es algo peor que malo, pero aun con todo la película no tira la tarde por la ventana.

La segunda tarde, quizá en honor a las ganas con las que me quedé en la primera, mi compañera acepta que entremos a ver “Que se mueran los feos“. Tuve suerte.  La película de Nacho García Velilla consiguió que me partiera de risa desde el principio hasta la escena final. El elenco es un ramillete de reconocidas figuras de la comedia española actual y realmente no se puede maldecir el trabajo de nadie. Carcajadas en un cine con apenas 12 personas, aunque es verdad, compitiendo con el Barça en plena lucha con el último de la liga, para seguir siendo un club mítico donde los haya.

Merece la pena ir a verla, reírse a carcajadas, disfrutar, y pensar en el amor una vez más, no sea que no lo tengamos claro aun.

PD. Este artículo ha sido escrito bajo el lamentable servicio de telefónica que ha tenido a bien cortar varias veces la conexión. Puede que no hubiera podido ser mejor, pero siento que si ha sido peor perder varias frases y las ganas de terminar como había imaginado.

Anuncios

Un comentario sobre “Tardes de cine

  1. Buenísima “Que se mueran los feos”… sigue sin gustarme el título, pero la peli es de lo mejorcito que he visto ultimamente. Risas constantes y algún toque emotivo… también competimos anoche contra el fútbol, pero se agradece…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s