A Irún

Hannover no es bonito, le pasa lo que a Kiev. Si que resulta una ciudad animada con muchos jóvenes, principalmente de bandas góticas y mods en medio de un ambiente más bien gris y frío. Muchos puestos en la calle con comida que huele fantásticamente bien, salchichas, bocadillos, panes de todos los tipos, dulces tartas. La comida alemana no es especialmente variada, pero la panadería, la bollería, la repostería resulta espectacular para alguien a quién los sequillos le parecían el colmo del arte repostero. Es verdad que era lo mejor que se podía comer en Humanes de Mohernando, eso y las tejas.

No pude ver mucho, apenas los alrededores de la estación central, las calles peatonales clásicas de las ciudades europeas con todo el catálogo de tiendas y marcas que se repiten en el continente. Nada que sorprenda ni que cautive. Mañana descanso y pasado me voy a Irún, nuevo de descanso y viaje al sur, de nuevo a Jaén pasando por Málaga, más bien por su aeropuerto. Espero que la lluvia esta vez me de tregua. Os iré contando.

Anuncios

Un comentario sobre “A Irún

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s