Por la calle

Me fijo en dos hombres. Uno le entrega a otro un pequeño paquete, apenas un sobre y el otro disimuladamente, casi escondido le da unos billetes.
Luego me doy cuenta que el trato es desigual y que cada uno juega el papel equivocado, la muerte viaja en sentido contrario a las agujas del reloj.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s