Sociología

Llevo días sin escribir. Me lo recuerdan María y otros. Resulta curioso porque las estadísticas han mejorado desde que no escribo; será que los lectores me piden silencio. No todos, me llegan a los oídos los rumores de los lectores voyeur que se enfadan conmigo y me tratan de trastornado. ¡Qué cosas! La verdad es que se han mezclado varios asuntos y me han impedido tener el tiempo y la concentración suficiente para no regalaros una epístola absurda sobre cualquier tema, pero cada ciclo termina para que otro se abra paso.

Para los ciudadanos de a pié, la interpretación de la realidad siempre es confusa. Hay quienes se apuntan a la teoría conspiratoria a la mínima, quienes creen que vivimos en manos de dios y quienes observan en el devenir de las cosas una constante aleatoria en la que nadie ejerce el control. Quitando lo de dios que no me ha aplicado nunca, yo alterno las dos posiciones a mi conveniencia, porque eso sí, el ser humano interpreta la realidad siempre en su propio beneficio, y ora veo la mano negra de los poderosos detrás del caos económico, ¿quién sabe?, para reconducir las elecciones americanas, ora me regocija ver como la fortuna mueve los hilos como si se tratara de un patán al cargo de las marionetas. No siempre me parece importante conocer el porqué, la razón última de lo que pasa a escala planetaria, pero si son relevantes las consecuencias y estas varían muy poco. Los pobres son cada vez más y cada vez más pobres y las manifestaciones grandilocuentes sobre que el mundo no será igual a partir de ahora suenan falsas como un euro de madera. El mundo desde hace unos cuantos siglos mantiene una serie de constantes que apenas se modifican o si lo hacen es como profundización y asentamiento de los esquemas de poder. Tan sólo las mujeres en los países más ricos han conseguido ligeros cambios en las estructuras, el resto permanece invariable.
Puede ser que el sistema financiero global se modifique, tanto da, lo que permanecerá invariable es el reparto de la riqueza. Por cierto, ¿os habéis fijado en el papel de los medios de comunicación en el mantenimiento del status quo?

Anuncios

Un comentario sobre “Sociología

  1. Además de mantener el status quo, los medios de comunicación también se ocupan, de una manera muy efectiva, por cierto, de inyectar la dosis de miedo oportuna en el personal. Y lo peor es que lo consiguen,…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s