Linkin Park

Linkin Park suena fuerte y suena bien y aunque tuvieron ese punto agrio de las grandes estrellas haciéndonos esperar casi una hora, simplemente para demostrar su divismo, dieron un concierto muy energético que siguieron posiblemente más de 8.000 personas en la cubierta de Leganés.

El sonido de la plaza, sobre todo en la grada es espantoso, se convierte en un batido inaudible pero al menos, desde el alvero se pueden diferenciar cada uno de los olores y los sabores de una banda que mete muchos vatios incluso cuando hace baladas aunque las camufle.

Me gustó Mike Shinoda en algunos temas con aires de hip-hop y Phoenix haciendo que su bajo removiera los cimientos de Leganés.

Público entregado, conocedor de todos y cada uno de los temas, que aplaudía cada primer acorde como si por fin hubiera llegado la canción esperada. Muchos adolescentes un pequeño reducto de cuarentones y la gran masa de jóvenes perfectamente uniformados con camiseta negra en la que se podía leer toda suerte de nombres de bandas.

A la salida control de alcoholemia, que unido a que los Linkin exigen que nadie fume en sus conciertos casi convierte la noche en lo que no es.

Anuncios

Un pensamiento en “Linkin Park

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s