TAV

En este último viaje a Barcelona he tenido ocasión de viajar en TAV. La primera sensación de mi retina era que el trayecto transcurre por paisajes desconocidos hasta para un habitual del trayecto Madrid-Barcelona como yo, y singularmente bonitos. Me costó darme cuenta de que en realidad el trazado de la línea ferroviaria, rehén de sus necesidades de diseño, discurre hiriendo el paisaje allí por donde pasa, pero el punto de vista del viajero se puede recrear en lo que ve sin que el horror de lo estropeado aparezca ante uno.

Es verdad, parece que no corre y en mi caso no lo hizo, pues una avería saliendo de Zaragoza nos hizo viajar a 40 Km por hora hasta conseguir llegar a la estación de Calatayud donde tras una larga espera y los correspondiente rumores sobre el origen de la avería (que se achacó a un problema de software. por llevar windows, pensé yo) pudimos retomar el viaje que terminó siendo como aquellos antiguos que se realizaban en expresos destartalados. Duración total del trayecto 6 horas 30 minutos; no corre tanto.

Una semana fuera sin leer prensa ni ver la tele te da una idea más cabal sobre el paso del tiempo, como cuando ves a los sobrinos de año en año, ¡tan crecidos, tan distintos!

La crisis para los plumillas es galopante, estamos al borde del abismo, de nuevo. No puedo sustraerme a la idea de que los medios de comunicación anhelan los terremotos, los accidentes aéreos, el desplome la bolsa y que su mayor leit motiv será el fin del mundo. Ya veo los titulares. Tenemos un periodismo de muy baja calidad en España, unos medios de comunicación que cortan y pegan noticias de agencia y un enmarañamiento cada vez más espeso entre opinión e información que empantana casi todo lo que nos ofrecen.

En resumen he visto que el PP camina con paso firme a un congreso desastroso que mantendrá a Rajoy en el poder, pero sin él, dado que este no reside en el partido sino en la opinión pública y esta está agitada por medios de comunicación muy hostiles, lo que vaticina un alto grado de interinidad. En el otro bando el grupo es pequeño y cobarde por lo que se ve, pues nadie tiene el coraje de enfrentarse, montar candidatura, armar un discurso y presentarse en el congreso con una opción que permita a los militantes decidir. Permitir a los militantes decidir es pecado en los partidos españoles, porque la tendencia siempre es esquiva con los intereses de las cremas dominantes, el stablishment o la nomenklatura, como quiera que sea la tradición político cultural de cada grey. Leo que a Costa le animan a presentarse y teniendo en cuenta la mediocridad del personaje en cuestión, me temo que sea algún infiltrado del PSOE que quiere gobernar un par de legislaturas más sin problemas.

En otro orden de cosas los usuarios de Gasoil empiezan a agitar las banderas de las subvenciones. ¿Dónde estaban ellos cuando el bombardeo? Las políticas económicas populistas de PP y PSOE han retorcido el argumento de la rebaja de impuestos hasta lo imposible; ahora vienen las duras, que el mercado dicte sentencia y el que no aguante su vela, que hubiera estado atento cuando el timaron con lo de que lo importante es no pagar impuestos. ¡Me encanta ser liberal en estas ocasiones!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s