Kosovo y otras desgracias

La previsible independencia de Kosovo es un desastre. Lo es por muchas razones, pero sobre todo porque va a ser apoyada por países europeos que van a dar carta de naturaleza a una barbaridad histórica, la de que los países se definan por razones raciales. Los nacionalistas españoles están encantados, sus tesis más obscenas se van a ver amparadas por las grandes potencias y todo dentro de la zona que ha generado más muertos en los últimos siglos en Europa. Todo lo que Europa ha hecho en los balcanes en estos años ha sido una gran cagada, desde bombardear a su población hasta permitir la micronización del país. Luego nadie se hará responsable.

La semana ha sido un reto físico. Montaje de muebles en la factoría de CASA en Getafe en medio de una bronquitis que me ha tenido con la fiebre para arriba y para abajo. Por suerte aproveché para comer con José María que acababa de tener un susto de esos que a nuestras edades son más que sustos, con dolor en el pecho y final de día en el hospital. La situación en el trabajo se tensa por días y como siempre el jefe es el máximo responsable de todo. Algo tendrá que ver que el cáncer se este llevando a su hija cada día.

Visita de la Guardia Civil a casa interesándose por más datos de la denuncia que pusimos por agresiones fascistas. Sorprende que el tema sigue y no duerme y el juez ha pedido precisiones sobre los atacantes, nombres, datos, matrículas. La situación me recuerda que cuando se denuncia una agresión, el agredido siempre vive esta como una fuente de miedo; miedo a volver a ver al agresor, miedo a que la denuncia suponga más problemas. Por eso es tan difícil cuando el agresor es tu marido/compañero, por eso tantas y tantas mujeres aguantan las palizas.

Dice la Vanguardia hoy, que el pase del mítico gol de Marcelino contra la URSS en 1964 no se lo dio el madridista Amancio” (Gallego de nacimiento) como manipuló el No-Do” de la época, sino el blaugrana Pereda (Burgalés de pro). Sea, el gol delante Franco permitió al comentarista del No-Do terminar diciendo: “España ya tiene en sus manos el Campeonato de Europa, es el espaldarazo que reconoce nuestros valores deportivos ante cien millones de europeos que han contemplado el encuentro en televisión”, fue casi obra de uno del Barcelona.

Vaya mierda con el puto nacionalismo.

Anuncios

Un comentario sobre “Kosovo y otras desgracias

  1. Miedo a que en realidad esas palabras de protección no sirvan de nada, miedo de que todo empeore, pero sobre todo miedo de volver a pasar el mal rato, porque denunciarlos delante de sus caras hace que te sientas debil.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s