Carlos Aured

Pensaba escribiros sobre espías e Internet, la llamada de Jesús, el supermartes, como encontrar al alguien que no quiere que le encuentren, pensaba escribir de nuevo algo de ficción y disfrutar, pero en medio de la vorágine del trabajo diario me ha llamado Raquel para decirme que se ha muerto Carlos Aured. Ha sido algo absurdo y he tenido la sensación de que me sorprendía poco o nada y he recordado que apenas estuve con el un par de veces, luego el calor de su mano…

Más tarde intentaré escribir algo más, ahora prefiero anotar que las personas de verdad interesantes no necesitan horas, días, meses para dejar huella.

Anuncios

Un pensamiento en “Carlos Aured

  1. Carlos tenía el porte de un caballero andante, de un Don Quijote entrañable. Era, sobre todo, un caballero.
    Su incursión en el mundo del cine dejó películas del género fantástico o de terror como «El Espanto surge de la Tumba»(1972), Los ojos Azules de la muñeca Rota» (1973), «El retorno de Walpurgis» (1973) y «La Venganza de la Momia» (1973), entre un total de más de 40 películas en las que participó de una u otra manera. Pero la que más os sonará es “El fontanero, su mujer y otras cosas de meter”, icono del cine erótico de nuestro país.
    Sus últimos años de actividad profesional fueron en Sogecable, como comprador del cine porno para el Pay Per View y Canal+. Fue allí donde tuve el inmenso placer de conocerle y de escuchar sus historias y sus consejos. Nunca entendí muy bien por qué se había refugiado allí, por qué no siguió haciendo películas. Creo que algo relacionado con deudas económicas hizo que buscara mayor seguridad y luego, me imagino, se acomodó.
    Me gustaba visitarle en su despacho, un lugar austero, con la única luz de un flexo y en la tele visonados constantes de porno. Carlos era un gran admirador de las mujeres. Durante una comida en un restaurante, se dedicaba a analizar cómo era cada una de las que estaban sentadas en las mesas que nos rodeaban, según la forma en que se llevaban la comida a la boca. Me parece recordar que, en resumen, si miraban el cubierto mientras éste hacía el recorrido hasta la boca, eran probablemente mujeres apasionadas en la intimidad. Sin embargo, si no hacían ni caso a la trayectoria del tenedor o la cuchara, lo más seguro es que fueran poco interesantes en la cama.
    Siempre decía que el que acaricia tiene más suerte que el acariciado, porque en la yema de los dedos se esconden sensaciones que no tienen otras partes del cuerpo.
    Carlos era un hombre, a la vez, cercano y misterioso. Una vez me contó que su único hijo no le hablaba, pero nunca supe por qué. Le gustaba abrazar, reir y lo hacía con una mirada franca, llena de experiencia.
    En los últimos tiempos, Carlos estaba triste. Hacía unos cinco años que se había jubilado con la ilusión de poder rodar una última película, cuyo guión tuve el placer de leer y comentar con él. “es una especie de Sexto Sentido, pero da más miedo”, me decía…. No pudo ser. Cuando, años después de empezar a mover el guióm, consiguió que alguien se interesara por él, problemas con los productores, me imagino que por dinero, llevaron a la paralización del proyecto.
    La última vez que hablé con él, tenía pocas ganas de contar cosas. Estaba triste y desilusionado y Carlos, así, no podía vivir. Según me ha contando un antiguo compañero y amigo común, “decidió” morirse en su casa de Denia, sólo, “aprovechando” que su mujer había ido al cine…
    Y yo le voy a echar mucho de menos…

    P.D.Si queréis saber algo más de él, entrad en http://www.datazine.net/aured.htm donde podéis leer una entrevista que se le hizo en 2005 con motivo del homenaje que recibió en el festival de cine “Algeciras Fantástica”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s