Los play off

Me gustan las campañas políticas. Si, ya sé que está mal visto y que lo cool es decir que se pasa de la política, de los políticos y de estas cosas mundanas. Yo soy un antiguo o un clásico según se me quiera más o menos. Mi vocación de sociólogo aficionado me puede y trato de entender el comportamiento político/electoral de los grandes grupos sociales. Me devora la curiosidad por estar en los EE.UU en un día como hoy.

En el patio nacional las cosas transcurren con un cierto deja vu que coloca a los socialistas con cierta ventaja a la hora de tapar miserias gracias a la ayuda inestimable de algunos colaboradores del PP entre los que se incluyen los obispos. Pizarro va a dar mucho juego. Es de esos tontos que se cree que ser muy llano, es muy popular. Los periodistas se pirran por estos personajes con incontinencia verbal y un ego más grande que la Romareda. Las primeras perlas ya las ha regalado en casa de los contrarios en La SER, con un machada digna de un auténtico Neanderthal.  La economía muestra síntomas de caída en picado pero el PP ha tenido la desfachatez de no hablar del tema hasta ahora y aunque la crisis se cuaje, cosa que aún no está clara, los resultados para los bolsillos de la clase media -verdadera artífice de las victorias electorales en España- tardarán en notarse.

En Euskadi la justicia va a hacer otra de las suyas quitando del medio, oportunamente, a otros dos partidos políticos que ya han dejado de tener interés para el stablishment. Ahora el rosario de argumentaciones sobre la supuesta independencia de los jueces, el momento procesal y otras mandangas que nos cuentan de vez en cuando.

Por cierto, van a ser interesantes los resultados en la meseta central, la muy mal llamada Comunidad de Castilla y León puede dar algún disgustillo a la derecha. En Madrid sólo el teatrillo de Gallardón y Aguirre mantiene el interés y en Andalucía se prevé una repetición de la esquizofrenia electoral de los andaluces y la muy previsible desaparición de Arenas de una vez por todas de la lucha política.

IU ha apostado por una campaña muy en la red y con mensajes de cierta potencia que habrá que ver si terminan llegando a algún sitio o quedan sepultados por la enorme dificultad de atraer electorado en las zonas donde nunca se consiguen diputados.

Ahora me quedo con el supermartes estadounidense, que como buen culebrón, promete no dejar nada decidido hasta los play off.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s