Releyendo

Nada que no se pueda arreglar, pero la sensación de cierto desmoronamiento es la que va quedando. Mientras y a falta de nuevas traducciones en Ubuntu me he apuntado a traducir la página de la Free Software Foundation Europe . He estado releyendo algunas de las poesías que hace tiempo recoloqué en este cuaderno y que había recuperado de entre el barullo de papeles que arrastro conmigo desde hace años y que va perdiendo grosor con el tiempo. Hecho de menos un trabajo que a mi me pareció magnífico y que supongo que si releyera ahora me sonrojaría. Era una especie de canto poético a la reconstrucción del mundo. Me gustaba porque estaba muy trabajado, palabra a palabra, robado el tiempo a mi trabajo de electricista en Móstoles, onde tomé contacto con “la clase obrera”, los copazos antes de desayunar y una enorme cantidad de horas para estar solo.

Me temo que lo mejor que he escrito se ha ido perdiendo y que sólo me han quedado pálidas muestras de un deseo que no termina de ser algo verdaderamente interesante. Luego están las poesías enviadas en largas epístolas a mis amadas o simplemente todo leo que he escrito en mi cabeza mientras pasaba la noches en blanco o conduciendo, o llendo de aquí para allá en alguno de esos viajes a ninguna parte.

No me gusta casi nada, pero no puedo deshauciarlos, son mis poemas, mis escritos y así salieron. Mientras os regalo este bonito calendario humano que he encontrado en The Human Calendar y poco más, cierto dolor porque la rabia pueda con casi todo.

Anuncios

Un comentario sobre “Releyendo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s