Anónimo

Me acabo de enterar que “una excusa” cierra su blog, a los ojos de la red, lo hace privado y parece que es consecuencia de que por alguna razón ha perdido el anonimato y eso le limita a la hora de escribir lo que desea. Alguien (así dicho para no decir su nombre) me preguntaba si mi hija lee estas entradas y qué sensación me producía esta cierta impudicia.

Llevo varios años escribiendo en la red a cara descubierta, escribiendo sobre mi y sobre los demás, con sus nombres y con mis opiniones. Me ha supuesto la pérdida de alguna amistad, la expulsión de mi grupúsculo político y lo más importante, lo más complicado, enfrentarme a mis propios miedos. Miedo a herir, miedo a ser vulnerable, miedo a ser contestado, contrariado, halagado sin motivo, miedo a escribir acobardado, a no escribir, a no decir lo que realmente quería.

Me gusta desnudarme, en todos los sentidos, y los que me conocéis, lo sabéis, pero entiendo hasta que punto esta situación resulta incómoda, desagradable. Hasta tanto es difícil que algunos no escribís en los comentarios pero me comentáis algunas entradas y yo sé que leéis en silencio, así que cuando mostráis la patita por debajo de la puerta como recientemente ha hecho Ángel a mi me parece que la victoria es de los valientes y me siento orgulloso de enseñaros, de escribiros, de quereros y de odiaros, así como me sale. Tabla rasa, cada tarde, cada madrugada.

Anuncios

4 comentarios sobre “Anónimo

  1. La victoria es de los valientes, si. Pero no se trata de victorias. Se trata de que he roto una relacion (no me funcionan las tildes en este ordenador) y no me apetece que sepa nada de mi vida.
    Y, desde luego, tampoco quiero que lean mis jefes ciertos textos porno.
    A mi me gusta escribir, pero mas me gusta comer todos los dias y no tener que depender de una madre que no tiene para mantenerme.

    Me gusta

  2. ¡Caray! qué mal lo he expresado, porque al hablar de valientes no me refería a quienes publicamos entradas en estos sitios y desde luego no me refería a ti, de ningún modo, me refería a los que comentan, a los que yo conozco y se atreven a decir que están ahí. Nada que reprochar a tu elección, de ninguna manera. Sólo pedir disculpas por si mi entrada ha parecido crítica porque no lo pretendía. Como siempre, era una disculpa para hablar de lo que me preocupa.

    Me gusta

  3. Por lo menos al escribir no tienes que ver las caras del que lo lee, eso siempre ayuda a sacar más valentia.
    ¿Sabes que me cuesta a mi? exponerte mis ideas, darte mis opiniones, porque con otras personas me da igual lo que piensen pero cuando tengo que contartelo a ti necesito que tu estes de acuerdo sino me siento insegura por mucho que crea en lo que digo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s