Entrecortado

No se sobrevive a la muerte de un hijo y no me refiero a la muerte de la carne. Lo leí en alguna parte y me temo que debe ser verdad. La hija de Juan recae por segunda vez en el cáncer y la esperanza se desvanece como niebla.

Amnistía Internacional dice que en España la tortura, los malos tratos, no son esporádicos. Que nadie se confunda con el tema de los dos etarras detenidos. Al final el terrorismo arrasa con todo, lo peor, arrasa con la capacidad de indignarse, con la libertad y con la conciencia de muchas buenas personas.

Álvaro me envía un regalo de reyes en forma de vídeo de hace miles de años y Maite me ha llamado. Ya no sé que más señales esperar.

La racha de los poetas muertos se amplía. Creo que es un movimiento, una rebelión, un grito ante el olvido, pero la maquinaria no se para nunca.

No hay Dios, ni dioses

ni nada parecido

en ningún sitio

en ningún tiempo

aunque la hermosura de una brizna lo sugiera

y la dolorosa punzada de la muerte lo desee.

No tengo dioses a los que rezar

por eso simplemente me duelo

me incomodo

me enfado

me entristezco.

Humano, demasiado humano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s