Disfrutando de una hora más

La intervención de Mariano sobre el tema del calentamiento global ha hecho correr ríos de tinta. Quitando el estilo escasamente graciosillo del aspirante, resulta pavoroso oír que alguien que no sabe nada del tema quiere ser el presidente del gobierno. No porque sea verdad sino por lo contrario. ¡Claro que sabe del tema! y sabe que los intereses económicos de unos cuantos, están interesados en que se oiga que el asunto es científicamente incierto y a la postre irrelevante. La estulticia se puede perdonar, la maldad hay que perseguirla de oficio. Al Gore le llamó tonto horas después; no es quién.

La ley de la memoria histórica está levantando polvaredas en vez de levantar fosas comunes. La derecha en esto como en otras muchas cosas se envalentona y no quiere retroceder en su conquista de correr un tupido velo sobre las tropelías de Franco y adláteres y repite una y otra vez que a estas alturas es mejor no menear la mierda. Recomiendo la lectura del blog de Patxi Ibarrondo, el antídoto, sobre asunto y de paso ver como se las gasta esta democracia nuestra con los disidentes como él, arruinados por denunciar a un chorizo de la derecha (Comunicado de reporteros sin fronteras).

Releo las estadísticas de estos cuadernos y compruebo que los artículos más visitados, descontando los de Ubuntu son los que titulé costillas al horno y Pan blanco de la Toscana, así que parece que lo útil, lo inmediato es interesante. Las poesías no cuajan y supongo que serán por su escasa calidad. En vista de lo visto os dejo la letra de Extremoduro, Jesuscristo García

concreté
la fecha de mi muerte con Satán
le engañé
y ahora no hay quien me pare
ya los pies.
Razonar es siempre tan dificil, para mí.
Que más da si al final todo me sale
siempre bien, del revés.
Nací un buen dia, mi madre no era virgen,
no vino el rey
tampoco me importó,
hago milagros, convierto el agua en vino
me resucito si me hago un canutito
soy evaristo el rey de la baraja
vivo entre rejas antes era chapista
los mercaderes ocuparon mi templo
y me aplicaron ley antiterrorista.
¿Cuanto más? necesito para ser Dios dios dios
¿Cuanto más? necesito convencer…
Y perdí, la cuenta de las veces
que te ame.
Desquicié
tu vida por ponerla junto a mi.
Vomité
mi alma en cada verso, que te dí
¿que te dí?
Por conocer a cuantos se marginan
un día me vi metido en la heroina
y aun hubo más, menuda pesadilla
crucificado a base de pastillas
¿Cuanto más? necesito para ser dios dios dios
¿cuanto más necesito convencer?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s