La vida a contrapelo

Rotundamente la vida es una piel puesta mal, a contrapelo. No hay otra, eso si. Marcho para Barcelona, casi toda la semana y luego a Eslovenia, así que entre idas y venidas, andaré recordando la aventura que nos contaron Jamie y compañía en el Atlas africano que me recuerda que irse a vivir a Marruecos es una opción. Raquel cambia de curro y empieza por las noches, la vida al revés, ya veremos o no, que no sé como funciona levantarse cuando el otro llega.

Me deja pensativo lo de Nacho,  el exceso cuando hacemos algo y pienso si se podría hacer con lo mínimo, casi sin gasto, sin conocimiento desperdiciado.

Anuncios

3 comentarios sobre “La vida a contrapelo

  1. Si, estoy de acuerdo, solo que yo pensaba en hacer con lo mínimo, de forma precisa, eficiente, como un gesto de baile, exacto, sin el más mínimo exceso, como cada uno de los golpes del hojalatero, con precisión, pam, pam, solo los necesarios, en su sitio, para lo que se pretende, como debe ser.

    Me gusta

  2. La verdad es que yo también estoy de acuerdo contigo, la sabiduría tiene que ver, al menos en parte, con eso que dices. Puede ser que incluso, siguiendo la máxima minimalista que dice que “menos es más”, que a menor gasto en la ejecución mayor producto como resultado. Se me viene a la cabeza la imagen del luchador pequeño y “débil” que, a base de habilidad y con el mínimo esfuerzo, derriba a su corpulento contrincante.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s