Dando vueltas a un tema que debía estar olvidado

Me resisto a morir como gato panza arriba, es un reflejo, una pulsión que no controlo, no como esos suicidas que son capaces de esquivar lo inevitable. Luego vienes tú y me matas con tu mirada y la resistencia se va al carajo, como las dietas los domingos por la tarde y dejar de fumar al final de los postres en las bodas. ¡Tanta pelea! para caer de nuevo en lo mismo, enamorarme, tenerte, perderte. Me resisto a morir pero no me doy rienda suelta así que vivo a medio gas, como acobardado, queriendo y no pudiendo. Me resisto a morir porque no se hacer otra cosa y porque lo mismo si lo intento me sale mal y entonces sería una humillación añadida a una vida mediocre, de color panza de burro como esas tardes de otoño plomizas que no terminan por llover. Cuando la cosa parece que empeora cierro los ojos y te dibujo mentalmente; generalmente después me preparo un café con leche y empapo galletas en él, supongo que esto es parte de la resistencia, la lucha contra el tedio, la desmemoria y sobre todo la pelea inevitable contra los sentimientos. Ahora se que el recuerdo que tengo de ti es falso, lo he leído en alguna revista del dentista o puede ser que lo haya visto en un reportaje exquisito de un canal extranjero sobre ciencia, los recuerdos se construyen en nuestra cabeza en función de nuestros deseos. Es dudoso.

Anuncios

Un pensamiento en “Dando vueltas a un tema que debía estar olvidado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s