40º 53′

En este recorrido al pasado que hace un par de meses he empezado, ayer nos decidimos a visitar a Marcial.
Marcial es un buen amigo y hace 20 años un compañero de aventuras con el que iniciamos la quimera de vivir en el campo, con los animales, con nuestra huerta, fuera del circuito endiablado que ya entonces éramos capaces de entrever. Eran tiempos propicios para los hippies y nosotros lo éramos, al estilo español. Los animales iban a ser conejos y el lugar elegido fue Canencia de la Sierra. Compramos una finca, construimos una nave y la naturaleza en forma de golpe de viento se encargó de recordarnos derrumbando lo construido que la cosa no es como la pintaba Seymour y que el tema estaba difícil.
Abandonamos, todos, menos Marcial. Marcial se quedó, compró cabras, se hizo un cuarto junto a ellas, aprendió a hacer quesos, aprendió a sobrevivir y demostró que era posible lo que soñábamos.
Ayer nos contaba a grandes pinceladas sus veinte años en Canencia de la Sierra, lo que significa vivir sin dinero, no decimos con poco dinero, sin dinero, intentando entender a unos animales, que veinte años después siguen siendo algo misteriosos para él.
Vive de manera desastrosa haciendo honor a su forma de ser en un lugar paradisíaco, es feliz y después de todos estos años me decía que él pensaba que el tema tenía futuro. ¿Futuro? le pregunté de forma retórica, Marcial tú ya has demostrado que esto tenía futuro.
Se queja del PP porque los servicios sociales no le dan el salario madrileño de integración porque dicen que gana más de 350 € y es verdad, nos confesó que había echado cuentas y que es posible que de media estuviese en los 400 € al mes. ¡Qué dineral!
Se ha quedado sin coche y sonríe por casi todo, en toda la tarde no dejó de llover sobre un paisaje verde, brumoso, donde solo los valientes pueden resistir tanta belleza, tanta dureza. Le compramos dos quesos y media docena de huevos y nos volvimos a casa, despacito por un camino impracticable con nuestros móviles buscando red infructuosamente.
Si alguien tiene un coche de sobra que ponga en su GPS 40º 53′ 37,3” N 3º 46′ 24” O y aproveche para regalarse el placer de conocer a Marcial.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s