Posts etiquetados ‘Derechos humanos’

Curiosidades mediterráneas

Publicado: 9 marzo, 2009 en Lucha
Etiquetas:

España, Portugal, Grecia e Italia, son los únicos países comunitarios que no registran oficialmente los incidentes racistas.

Perwiz Kambakhsh

Publicado: 5 marzo, 2008 en Sin categoría
Etiquetas:


Perwiz Kambakhsh fue conducido a uno de los centros de detención de Mazar-e Sharif (Afganistán), como el que se muestra en la fotografía. Este joven de 23 años ha distribuido en la Universidad unos artículos extraídos de Internet que analizaban el papel de la mujer en el Islam. Ese es el único motivo por el cual ha sido condenado a muerte.

Aunque en Afganistán la libertad de expresión está reconocida por la Constitución le han declarado culpable en virtud de las “leyes sobre la blasfemia”.

Ayuda a Perwiz. Firma esta carta. Somos su única esperanza. Y si tu situación económica te lo permite, considera formar parte de Amnistía Internacional. Hay miles de casos como el de Perwiz que no salen en las noticias, que algunos gobiernos se empeñan en ocultar y que desde Amnistía Internacional estamos ayudando y vamos a seguir haciéndolo. Cada día.
En cualquier caso, gracias por estar a nuestro lado.

Esteban Beltrán
Director – Amnistía Internacional Sección Española

Kenia

Publicado: 2 enero, 2008 en Política
Etiquetas: ,

Conocí Kenia en el año 1984 y tuve la ocasión de recorrer desde Nairobi toda su parte noroccidental hasta el lago Victoria. Nunca he visto un paisaje más hermoso si descuento la vista desde Posets.

Entonces se jactaba Daniel Arap Moi quien sucedió a Kamau wa Ngengi más conocido como Jomo Kennyatta de presidir un país democrático en el centro de África, quizá el único, estable y reconocido. La verdad era que el país aun siendo cierto que gozaba de un régimen de ciertas garantías democráticas, padecía una desigualdad endémica, una pobreza lacerante, una violencia evidente y tenía entre sus penosos logros el ser el prostíbulo infantil de los turistas sexuales europeos. La política keniata nunca se ha podido librar del fuerte componente cultural de rivalidad entre los grupos kikuyus, luos o kalenjines o los Masais, jamás representados en las altas jerarquías.

Ahora se debaten entre la miseria y el desencanto de ver como las elecciones reeligen a otro kikuyu con más oscuridad que nunca. Las últimas elecciones han sido un despropósito de mafias y muertos y nos vuelven a mostrar un continente incapaz de enderezar el rumbo.

Ayer, 20 de agosto, el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, comentó la política de Amnistía Internacional sobre derechos sexuales y reproductivos –incluida la política sobre aspectos seleccionados del aborto– y dijo que la opinión del Vaticano es que el aborto no debe ser una posibilidad a disposición de las víctimas de violación.

La política de Amnistía Internacional sobre derechos sexuales y reproductivos no promueve el aborto como derecho universal, y la organización guarda silencio sobre la bondad o maldad del aborto. La política reconoce los derechos humanos de las mujeres a no sufrir temor, amenazas o coacción al abordar todas las consecuencias de la violación y de otros graves abusos contra los derechos humanos. Amnistía Internacional mantiene su política, adoptada en abril de este año, cuya finalidad es respaldar la despenalización del aborto para garantizar que las mujeres tienen acceso a servicios de salud cuando surgen complicaciones derivadas del aborto, y para defender el derecho de las mujeres al aborto –dentro de los límites razonables que impone la gestación– cuando su vida o su salud corren peligro. (más…)

Mike Davis conversa con BLDGBLOG

En pocos años, por primera vez en la historia de la humanidad, la población urbana superará en número a la rural. Ahora bien, la mayor parte de estos urbanitas no vive en lo que normalmente entendemos por ciudad, sino en inmensos suburbios sin apenas infraestructuras ni servicios que escapan a cualquier conceptualización tradicional. Mike Davis, uno de los pensadores más recomendables de los últimos años y una fuente inagotable de nuevas perspectivas y temas de estudio –próximamente publicará una breve historia del coche bomba–, aborda esta nueva realidad en Planet of Slums [planeta de suburbios], uno de esos libros imprescindibles que te hacen preguntarte cómo es posible que no lo haya escrito nadie antes. Entre tanto, Traficantes de Sueños publica en español Ciudades muertas.En tu descripción de la nueva “geografía posturbana” utilizas un vocabulario novedoso: corredores regionales, conurbaciones difusas, redes policéntricas, periurbanización… (más…)

Wounded Knee Creek

Publicado: 25 marzo, 2006 en Política
Etiquetas: , , ,
Estos días y a colación del comunicado de ETA he mantenido un debate con mis amigos sobre si existen los pueblos como sujetos de derecho y cosas de ese jaez. La cuestión es que me he acordado y utilizado en el debate de la odisea de los indios americanos tantas veces mal retratada en las películas americanas y como quizá muchos nunca hayáis tenido a mano la verdadera historia os traigo este pequeño relato de José Carlos García Fajardo:”Enterrad mi corazón en Rodilla Herida” es el título de un hermoso libro de Dee Brown, escrito en 1970, y en el que se cuenta la muerte de un sueño. Lo que murió en Rodilla Herida, en 1890, fue la esperanza de una nación que padeció un infierno sin poder contemplar el triunfo de la justicia. Como ahora padecen los pueblos objeto de la rapiña de la potencia hegemónica de EUUU. El Nuevo Mundo americano, alabado como el país de la libertad, la prosperidad y la felicidad, se construyó sobre una montaña de miseria, sangre, lágrimas y promesas rotas que claman al cielo.No es difícil en nuestros días reconocer un destino similar para pequeños países que tienen la desdicha de no estar al nivel de la potencia hegemónica. Es bueno no olvidarnos de la aniquilación de los pueblos indios de norteamérica ante el conquistador que les prometiera tratados de “paz y de seguridad”. La soberanía nacional de los nativos americanos fue violada en nombre de la civilización, la evangelización y la seguridad para poder desarrollar el comercio. Tengamos presente que a los nativos de norteamérica no les fue reconocida la ciudadanía de EEUU hasta 1924. Esos pueblos indígenas han permanecido como comunidades rotas a consecuencia del holocausto genocida al que fueron sometidos. Y que espera la reparación debida, como otros pueblos la tuvieron por su Holocausto. Ésa es la realidad sangrante que permanece en el imaginario del pueblo estadounidense, que sólo consideraba bueno al indio muerto. Esa fantasía puebla su inconsciente colectivo realzado por sus escritores y sobre todo por el cine y la televisión que presentaban a los indios como presas a eliminar en sus propias tierras, que el hombre blanco necesitaba para establecer la nueva sociedad en la patria prometida. Y se reproduce en los misiles Tomahawk, helicópteros Apache o Black Hawk pero sobre todo en el infame Séptimo de Caballería.Catorce años después de la derrota del general Custer, en Little Big Horn, la situación de los indios había empeorado de forma dramática. El alcoholismo, la viruela – que llegó a las reservas en las mantas infectadas suministradas por el Ejército – y la falta de alimentos causaron bajas incalculables entre la población india.

Toro Sentado fue asesinado por la policía que controlaba las reservas el 15 de diciembre de 1890. Caballo Loco había sido asesinado en 1877 y Jerónimo, el legendario Apache, moría destruido por el alcohol.

Los indios Sioux habían sido desalojados de sus tierras ancestrales en Powder River y en las Montañas Negras por los blancos buscadores de oro. Trasladados a una reserva de 35.000 millas cuadradas, estas tierras también fueron ambicionadas por los blancos utilizando toda clase de extorsiones y de crímenes. Como el jefe Toro Sentado no quisiera firmar el acta de cesión de las tierras, el general Crook recibió la orden, en 1888, que si los indios no querían venderlas, éstas podían serles arrebatadas y los indios dispersados. El jefe indio fue asesinado por la policía.

Entonces, el jefe Pié Grande, uno de los líderes lakota, anciano y enfermo de pulmonía, encabezó una marcha de 350 personas, sobre todo mujeres y niños, hacia la reserva de Pine Ridge buscando el amparo del Jefe Nube Roja. El carromato de Pié grande enarbolaba bandera blanca.

Acampados en Rodilla Herida, (Wounded Knee Creek) bajo una tremenda tempestad de nieve, al amanecer del día 29 de diciembre de 1890, se presentó el Séptimo de Caballería al mando del coronel James Forsyth. Los despojaron de sus armas blancas, los desnudaron en el frío y los conminaron a entregarse para ser trasladados a la prisión de Omaha.Pero el coronel ordenó colocar cuatro cañones Hotchkiss apuntando al campamento y los 500 soldados del infame Séptimo de Caballería comenzaron a disparar a mansalva sobre los desarmados indígenas al grito de “¡Acordaos de Little Big Horn, y del general Custer!”. A los tres días, fueron enterrados en una fosa común más de 300 cadáveres, en su mayoría mujeres y niños, que yacían sobre la nieve.

Obviamente, las autoridades de Washington declararon que los soldados del Séptimo de Caballería “habían respondido al fuego de los indios en legítima defensa”, a pesar de que no tenían armas. Y concedieron a sus oficiales 20 medallas del Congreso al valor por este genocidio y holocausto en nombre de unos supremos valores que acompañaban al hombre blanco. …”